fastanivelsuperior@gmail.com 03564 424556 / 427854

Ser estudiante del nivel superior; una elección y una oportunidad

Mónica Rodríguez

Profesorado de Inglés- 1er año

Ser estudiante conlleva para mí una enorme responsabilidad, compromiso y esfuerzo, asistir a clases, tener en cuenta horarios de transporte, cumplir con tareas domiciliarias, organizar los tiempos de estudio, tiempos de descanso, de vida familiar y social… muchas veces siento que no voy a poder con todo, que no voy a poder encontrar el equilibrio. Entonces me planteo, “esto” lo hago porque me gusta, yo lo elijo, nadie me obliga, es lo que siempre quise y finalmente estoy llevando a cabo. ¿Es fácil? No. Como nos dijo alguna vez una de las “profes”, estudiar inglés significa muchas “horas silla”, y así es. Pero, lo disfruto. Soy feliz haciéndolo. Siento que estoy haciendo algo por mí, por mi vida, es mi proyecto de vida. Por lo tanto, también significa disfrutar lo que hago. Estudiar también es disfrutar y compartir.  Y hablando de compartir, ser estudiante en un nivel superior, es generar vínculos nuevos y diversos con profesores y compañeros de estudios, con futuros colegas, con quienes compartís muchas horas, muchos momentos felices, otros no tanto, miedos, angustias, expectativas, a veces podés ser la oreja de alguien, otras veces te toca apoyarte en alguien, consultar con estudiantes de años superiores cuál ha sido su experiencia en cuanto materias que pueden demandar más tiempo, cuál es el mejor método de estudio, aprender a confiar, a trabajar en grupo, en equipo. En mi caso particular, la cuestión “compañeros de estudio” fue todo un tema. Me generaba una gran incertidumbre. ¿Me podría adaptar? ¿Me aceptarían? Es decir, ¿podrían aceptar a una compañera tan “grande”? Para ser sincera, me sorprendieron. En ningún momento siento ningún tipo de diferencia. Me encanta ser su compañera, siento que me colman de su energía y que tengo mucho que aprender de ellos, sobre todo en lo referido a lo tecnológico, a las redes sociales. Son como un “baño de juventud”.

Ser estudiante del nivel superior, puede significar tener menos tiempo para reuniones familiares, salidas, hobbies, viajes, etc. sobre todo en época de exámenes; reorganizar tu vida tal como la venías llevando; que la persona que comparte tu vida, tu familia, deba acompañarte, ayudarte y soportar con paciencia tu mal humor, tu cansancio y tus frustraciones. Es hacerlos partícipe de tus logros y alegrías.

Es tener un vínculo distinto con el conocimiento y el aprendizaje, es interpretar el mundo de otra manera. Es tener la sensación de que no te va a alcanzar la vida para aprender todo… Todo, absolutamente todo, para mí vale la pena.

Es tener paciencia. Es no sentirse frustrado y querer abandonar la carrera ante el primer parcial que no salió como esperabas. Es perseverar, levantarte y seguir.  Encontrarle la vuelta.

Ser estudiante del nivel superior es sentir que ya no voy a ser la misma persona que era cuando ingresé a la institución, tan asustada, con sentimientos tan contradictorios.

Es saber que tarde o temprano voy a poder trabajar oficialmente de lo que siempre me ha gustado, con sacrificio, con dedicación, con amor.

Ser estudiante de nivel superior significó para mí haber derribado una barrera gigante de prejuicios. Me alegro de haberlo hecho. Es la mejor decisión que he tomado en los últimos tiempos.

Ser estudiante de nivel superior es un proceso, un camino, un desafío personal, es adaptarse a lo nuevo, tener una meta, un deseo, un para qué, un cambio y una oportunidad.


COMPARTIR

Facebook   WhatsApp