fastanivelsuperior@gmail.com 03564 424556 / 427854
Conocé más de nosotros

Nuestras novedades

Lic. y Prof. Orlando Olivero, profesor en la carrera "Profesorado de Educación Física"

Es muy común, a medida que pasa el tiempo, incorporar a nuestro vocabulario términos que lejos de solucionar la fluidez, el sentido o el objeto de la comunicación, en oportunidades son palabras de moda, que nos hacen sentir que nuestra expresión es actualizada y también nos creemos que mejoran nuestra calidad en la función que a cada uno le toca desempeñar. Términos como Inserción escolar, calidad e igualdad, inclusión, diversidad y tantas otras que llegaron para quedarse, por sobre todas las cosas para completar hermosos titulares, en cursos de perfeccionamiento, portadas de libros, o en nuestros propios discursos. Hoy nos toca vivir una realidad diferente mencionada a diario como “nueva realidad” o “nueva normalidad” y tantos otros titulares que encuadran esta época tan especial, pero que nunca puede faltar al finalizar una frase, un título, un curso de perfeccionamiento, o cualquier temática que se trate y ese final es “EN TIEMPOS DE PANDEMIA”.

“Experiencias y saberes de los docentes en épocas de pandemia”, “Docencia en tiempos de pandemia”, “Nutrición y entrenamiento para la recomposición corporal en tiempos de pandemia”, “Gran maratón virtual en tiempos de pandemia”, “La escuela en línea en épocas de pandemia”, “Las personas y el medio acuático en tiempos de pandemia”, “Compartir un café en Bonafide en tiempos de pandemia” y así, podría seguir titulando o copiando títulos que llegan a mi celular a diario y en cantidades que ya me obligan a seleccionar las interesantes (pocas), de lo contrario se superponen en días y horarios, no sin antes mencionar que ya no son cursos sino “WEBINAR”, “CONVERSATORIO”, APRENDIZAJE ON LINE”, “SEMINARIO EN STREAMING” y que los lugares de encuentro ya no son el Salón de Actos de Fasta, el Salón de usos múltiples (SUM), o el Teatrillo Municipal, sino que los lugares de “encuentros” ahora son Zoom, Loom, Meet, Clasroom, Coursessites, Facebook Live, canal Youtube.

No quisiera olvidarme de destacar, que antes del “TIEMPO DE PANDEMIA” era muy difícil y hasta costoso realizar cursos, ya que no solo que no había tanta oferta, sino que cuando se encontraba algún perfeccionamiento, el costo o la distancia era un impedimento para poder realizarlo. Pero la pandemia también solucionó ese problema, ya que de un día para el otro a lo largo y ancho del país y porque no mencionar las posibilidades internacionales, las ofertas abarcan innumerables ofrecimientos de los nuevos “Licenciados en casi todo” que pueden realizar un webinar o un curso virtual solo con un ID y contraseña, a toda hora, en todo lugar y por el mismo canal: Webinar “Experiencia y saberes en la formación docente: pensar y pensarnos en la recreación de nuestras prácticas EN ÉPOCAS DE PANDEMIA” Horario Argentina Domingo 20 de septiembre 7AM. ID 654 345 2324 Contraseña: 4gHuuJK. Certificación On Line. Good Bye!!

Atento a esta NUEVA NORMALIDAD EN TIEMPOS DE PANDEMIA, se suman las nuevas discusiones familiares en “ÉPOCAS DE PANDEMIA”. ¿Quién me uso la notebook y la dejó sin batería? ¿Por qué estas usando la de escritorio si vos tenés la tuya? Dame el celular ¿o no te dije que tengo reunión virtual? Apagá el televisor y no hablen fuerte que tengo reunión por Meet!!! ¿Mamá, podes poner la compu mirando para otro lado porque no podemos pasar por atrás? Y tantos otros temas nunca imaginados en el contexto de las conversaciones familiares, tema que a diario me pone en situación de reflexión interna, en silencio y sin comentarlo, mirando la nada misma y preguntándome: Tan cerca de jubilarme, ¿No podría haber esperado un añito la pandemia ésta?

Pero todo me tranquiliza cuando me doy cuenta que hay una palabra que se incorporó a nuestro vocabulario y hoy nos ayuda a enfrentar esta realidad de manera positiva, hablo de la EMPATÍA, porque siempre hay alguien dispuesto a ponerse en mi lugar y con total desinterés colabora para solucionar estos embates tecnológicos.

También me tranquiliza porque formo parte de la profesión más solidaria de todas las profesiones, EL SER DOCENTE. Hola, ¿Cómo hiciste para que aparezca el curso? ¿Dónde hay que apretar para que me aparezca la asistencia? Hola, hola, ¿Me escuchan? Sí, pero no te veo. No debe ser éste el link, porque me conecta con la carrera de Fórmula 1. ¿Pudiste cargar el archivo? ¿Cómo hiciste? ¿Completaste la encuesta? Clikeo pero no me aparece!!

Y siempre está la palabra de mi colega, la ayuda del Profesor de otra Área, y la ayuda solidaria para que entre todos podamos seguir adelante en nuestra noble y transparente tarea de enseñar……………..EN TIEMPOS DE PANDEMIA.

Un afectuoso saludo a todos mis colegas en el Día del Profesor.

Leer Más
Prof. María Isabel Griffa, coordinadora del "Profesorado de Inglés" y la "Tec. Sup. en Traductorado de Inglés".

“¿Así que sos la hija de Mariángela?” “¡Qué gran maestra fue!...la MEJOR que tuvieron mis hijos” (Podría hacer una lista interminable de elogios que sigo recibiendo de mi mamá…Y sí, ella fue MAESTRA con mayúsculas, con el cuerpo, con la mente y con el corazón y se dio entera siempre…)

No sé si la vocación se hereda o si se cultiva o si uno nace para un determinado oficio o profesión …no sé tampoco si con el tiempo se incrementa o se pierde, si se reafirma, se confirma o se rectifica…

Cuando yo me recibí, alguien me dijo que lo maravilloso de SER DOCENTE es que uno puede compartir todo lo que sabe y seguir sabiéndolo… pero además tener la satisfacción de haberlo trasmitido a otros
que ahora también lo saben y lo pueden compartir.

Y esa es la esencia de ser docente: preparar y compartir, corregir y acompañar, planificar y revisar, equivocarse y reconocer, capacitarse y capacitar, dar y recibir, enseñar y aprender

Puedo asegurar que como DOCENTE, aprendí mucho más que lo que estudié en los libros cuando era estudiante, que lo que leí en artículos de actualidad y que lo que escuché en cursos de capacitación.

Aprendí a planificar con la máquina de escribir y después aprendí a usar la computadora y todo lo maravilloso que se puede hacer con ella para enseñar; escribí en los pizarrones negros y verdes; me llené de tiza y de polvillo al borrar; utilicé las pizarras blancas y los fibrones; enseñé con cartulinas, afiches y hojas de papel, usé grabadores, cassettes, CDs y pen drives; saqué fotocopias e imprimí todo tipo de ejercicios y explicaciones; armé powerpoints y prezis para mostrar en los televisores de algunas aulas y este año tuve que aprender a compartirlos en la pantalla por Zoom o por Google Meet. 

Aprendí a enseñarles a grupos reducidos y a grupos que literalmente no caben en las aulas, a grupos homogéneos y heterogéneos, a alumnos de instituciones públicas y privadas, a personas que creen en Dios y a quienes dicen no tener fe…

Aprendí que hay que trabajar colaborativamente, compartir experiencias, observar todos los rincones de las escuelas, entender el curriculum oculto, escuchar a los que saben, tener empatía, valorar a todos por lo que cada uno puede dar, aceptar los errores y aprender de ellos…

Aprendí que no hay que tomarse “a pecho” las reacciones y los comentarios que sentimos que no nos merecemos porque TODOS tenemos tristezas y alegrías y a veces las sacamos en el lugar incorrecto y con las personas equivocadas…

Aprendí que uno nunca termina de sorprenderse con las situaciones y las personas y que cada una de ellas tiene mucho que enseñarnos

Aprendí que hay tantas aulas y tipos de clases como arenas en las playas: frías, calientes, oscuras, transparentes, soñadoras, movedizas, duras, raras, brillantes…

Aprendí que hay tantos alumnos como olas en el mar: fuertes, débiles, poderosos, rabiosos, misteriosos, mansos, imperceptibles, difíciles de cruzar, fáciles de saltar, imposibles de olvidar … 

Y seguiré aprendiendo … (eso no termina nunca) …para intentar dar siempre lo mejor…porque de eso se trata…

Es que soy DOCENTE (como mi mamá, mi gran maestra de la vida) y estoy muy orgullosa de serlo y de haber abrazado, como muchos, esta forma de vivir

Leer Más
Facebook   WhatsApp